jueves, 8 de diciembre de 2016

Denuncia la ONU que los Estados con intereses opuestos dificultan el acceso humanitario a Alepo (Audio)

Por Carla GARCÍA y Beatriz BARRAL
Periodistas de nuestra asociada RNU


Edificios destruidos en el barrio de
Salah Ed Din, en Alepo, Siria.
Foto de archivo: OCHA/Josephine Guerrero
Los Estados que deberían ayudarnos a llegar hasta los civiles que sufren en medio del fuego cruzado en el este de Alepo se encuentran en "polos opuestos" en cuanto a su visión de lo que ocurre en Siria, dijo este jueves el asesor de la ONU y líder de la Fuerza Humanitaria para ese país.

Al término de una reunión en Ginebra de ese grupo, Jan Egeland señaló ante la prensa que las partes involucradas o con influencia no están practicando una "diplomacia humanitaria unificada", lo que afecta el acceso de las agencias de ayuda en el terreno.

Egeland informó que unas 30.000 personas han huido de las zonas controladas por el Gobierno y advirtió que muchos civiles siguen atrapados en las áreas de enfrentamientos, careciendo de suministros básicos.

En este sentido, instó nuevamente a un cese de hostilidades para la entrada de asistencia humanitaria. "Nos llegan llamados desesperados de Alepo, nos llaman como individuos, como trabajadores humanitarios, provienen de médicos, de grupos de la sociedad civil, y todos hablan de una situación desesperada y de la necesidad de una evacuación", dijo Egeland.

Recordó que la población del este de Alepo no ha recibido asistencia desde el 7 de julio. Esa zona de la ciudad estuvo controlada por los grupos de oposición, pero las fuerzas del Gobierno han recuperado más de la mitad de ese territorio.


Por otra parte, el diplomático anunció que el Gobierno sirio autorizó la distribución de ayuda para 800.000 personas afectadas por el conflicto en el país.