lunes, 9 de enero de 2017

Fueron diputados federales del PRI y PVEM los que impusieron gasolinazo en octubre

De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político


Pide el diputado federal perredista oaxaqueño, Francisco Martínez Neri, que asuma Enrique Peña Nieto, presidente de México, las consecuencias de sus mentiras en al aumento del 20 por ciento de los precios de combustibles, aprobados el 21 de octubre de 2016 en la Cámara de Diputados por el PRI y el Verde Ecologista de México.

El viernes 6 de enero, La Jornada publicó un artículo de sus reporteros Andrea Becerril y Roberto Garduño, en que afirman: La liberalización de los precios de las gasolinas y el diésel, contenida en el artículo 14 de la Ley de Hidrocarburos, fue adelantada un año –de 2018 a 2017– por legisladores de PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista, Nueva Alianza y Encuentro Social. Tanto panistas como perredistas reniegan ahora del incremento en los combustibles, pese a que ellos avalaron con su voto la reforma a la Ley de Ingresos 2017, en octubre pasado.

Este lunes 9 de enero, el coordinador de los diputados del PRD, el oaxaqueño Francisco Martínez Neri, reiteró que su grupo parlamentario “votó en contra de la liberalización del precio de los combustibles”, toda vez que “se ha manejado absurdamente que avalamos esa medida y no es así”.

“Quiero ser enfático en este tema. Se ha manejado absurdamente que avalamos esa medida y no es así, desde el inicio nosotros advertimos el riesgo de hacerlo”, indicó en un comunicado el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

En un comunicado de la fracción perredista del 21 de octubre de 2016, leemos: Como lo había adelantado Francisco Martínez Neri, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la Cámara de Diputados, las y los diputados del Sol Azteca propusieron modificaciones a la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2017, con el objetivo de parar la liberalización de los precios de los combustibles y el incremento a la deuda pública; sin embargo, la mayoría de los parlamentarios decidió ignorarlas.

Los diputados perredistas propusieron eliminar el artículo Décimo Segundo transitorio y modificar el artículo Décimo Quinto transitorio del artículo primero del dictamen por el que se expidió la Ley de Ingresos, mismos que darían facultades a la Comisión Reguladora de Energía para determinar –durante 2017 y 2018- los precios al público de las gasolinas y el diésel, tomando en cuenta la opinión que emita la Comisión Federal de Competencia Económica y las condiciones del mercado.

Otro comunicado perredista de ese 21 de octubre:

La Secretaria de Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ivanova Pool, rechaza la liberalización de los precios de los combustibles, pues dijo que con esto se darán nuevamente los “gasolinazos”. “En el Grupo Parlamentario del PRD hemos sido claros en nuestra postura: no queremos más afectaciones a la economía de las familias mexicanas”, sostuvo.

Informó también que esta medida estaba contemplada para el 2018 dentro de la Reforma Energética. 
“En congruencia, el PRD mantiene su postura de oponerse a la privatización del sector energético, pues ello ha incrementado vertiginosamente los precio en la gasolina y otros combustibles”, comentó.
Ivanova Pool recordó que desde el sexenio de Felipe Calderón los precios de los combustibles han incrementado en 95.6% para la gasolina Magna, 69.0% para la Premium y 142.1% para el diésel.

Este lunes 9 de enero, Martínez Neriz señaló que a pesar de que el actual gobierno anunció que con la Reforma Energética no habría más incrementos, el costo de la gasolina en México se ha ubicado por encima del de Estados Unidos.

Aseguró que, en su oportunidad, “el PRD presentó una propuesta que garantizaba el desarrollo y la seguridad del sector energético. Pero el PRI y el (Partido) Verde (Ecologista de México) impusieron su propuesta, a pesar de las advertencias que le hicimos”.

El líder parlamentario recordó que los diputados perredistas avalaron la Ley de Ingresos de la Federación para el 2017, “pero presentamos reservas para que tuviera un verdadero sentido social y, por supuesto, nos opusimos férreamente a que se liberaran los precios en los combustibles”

Lamentablemente el PRI y el PVEM “no escucharon razones y aprobaron estas lacerantes medidas”, añadió Martínez Neri.

Comentó que “es tiempo de que el gobierno priista asuma las consecuencias de sus mentiras y deje de buscar culpables donde no los hay. Ellos provocaron esta situación, es momento de aceptarlo y no continuar mintiéndole a la gente”.

El diputado por Oaxaca afirmó que “flaco favor le hace al país la negativa y cerrazón del (titular del Poder) Ejecutivo federal para buscar alternativas financieras que reviertan los gasolinazos. La Nación requiere apertura al diálogo y analizar las distintas vertientes para solucionar esa problemática, en nada ayuda esa actitud de imposición”.


Martínez Neri expresó que el grupo parlamentario de su partido “continuará luchando por eliminar el alza de precios en las gasolinas y el diésel, así como por aumentar el salario mínimo. Es mediante esta estrategia que lograremos elevar la calidad de vida de las familias mexicanas”, precisó.