miércoles, 12 de abril de 2017

Crece el número de niños usados en ataques suicidas por Boko Haram (Audio)

Por Jordi TRUJOLS
Periodista de nuestra asociada RNU


Entre enero y marzo, 27 menores
fueron usados para cometer
ataques suicidas, en comparación
con los 30 de 2016.
Foto: UNICEF/Tremeau
Un nuevo informe del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) explica las atrocidades a las que son sometidos los menores que son secuestrados por el grupo fundamentalista.

El estudio presentado este miércoles señala que durante los tres primeros meses del año 27 menores fueron usados para cometer ataques suicidas, en comparación con los 30 de 2016.
El portavoz de UNICEF, Christophe Boulierac dio más detalles.

"En los últimos tres años, 117 niños fueron empleados para perpetrar ataques con bomba en la cuenca del lago Chad. Alrededor de un 80 por ciento de los atentados fueron perpetrados por niñas", dijo.

Esta situación provoca que los menores sean vistos con creciente temor en los mercados y puestos de control, ya que se sospecha que puedan llevar explosivos.

Por otro lado, el estudio afirma que muchos de los niños que consiguen volver a sus hogares, mantienen en secreto los sucesos que experimentaron durante su cautiverio por temor a la estigmatización o represalias violentas de su comunidad.


Las medidas que UNICEF propone para proteger a los menores incluyen poner fin a las graves violaciones cometidas por Boko Haram, trasladar rápidamente de entornos militares a civiles a los menores detenidos por supuesta asociación a grupos armados y proteger a los menores separados de sus familias.