domingo, 9 de abril de 2017

Detenido en Florencia, Italia, el priista Yárrington Ruvalcaba

De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político


Detienen este domingo 9 de abril en Florencia, Italia, al ex gobernador priista de Tamaulipas, Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba, acusado de delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros.

Un comunicado de la Procuraduría General de la República informa que el día de hoy (9 de abril), gracias a la colaboración de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, la Agencia de Investigación Criminal, así como las autoridades del gobierno de Italia, se logró la ubicación y detención del señor TOMÁS JESÚS YÁRRINGTON RUVALCABA, en Italia.

La detención fue posible con motivo de la ficha roja solicitada a la Interpol por contar con una orden de Aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Distrito  de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros.

Se espera que en los próximos días sea repatriado a nuestro país por esta Procuraduría, en coordinación las autoridades del gobierno de Italia.

Yarrington Ruvalcaba fue candidato presidencial en 2006 del Tucom, Todos Unidos contra Madrazo, conformado por el entonces coordinador de los Senadores del PRI, Enrique Jackson; el ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas; el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington; el ex gobernador de Nuevo León, Natividad González Paras y el ex gobernador de Coahuila, Enrique Martínez y Martínez.

Desde noviembre del 2011, iniciaron las acusaciones de sus vínculos con el narcopoder, cuando el cadáver de un empresario conocido como Alfonso Peña Argüelles fue tirado en una vía pública en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Junto al cadáver se encontró un mensaje firmado por Los Zetas, quienes acusaban al hermano de Peña de haber lavado dinero para Yarrington.

En 30 de enero de 2012, se informó mediante un comunicado que tres ex-gobernadores de Tamaulipas—Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington, y Eugenio Hernández Flores—habían estado vinculados con el crimen organizado.

Después de un caso judicial en San Antonio, Texas, la agencia estadounidense conocida como la DEA acusó a Yarrington de haber lavado millones de dólares de Los Zetas y el Cártel del Golfo durante su gubernatura.

La información se obtuvo después de que Antonio Peña-Argüelles, un supuesto miembro de un cártel de la droga y hermano de Alfonso, declaró que Yarrington tenía lazos fuertes con «varios líderes de Los Zetas.»

Además, se le acusó a Yarrington de haber sido cómplice en la matanza de Rodolfo Torre Cantú, el ex-candidato para la gobernatura de Tamaulipas en el 2010, que fue llevado a cabo extraoficialmente por Jorge Eduardo Costilla Sánchez, líder supremo del Cártel del Golfo.

El 12 de mayo de 2012, el gobierno de Estados Unidos presentó sendas solicitudes en San Antonio y Corpus Christi, Texas, para confiscar propiedades de Yarrington que presuntamente fueron adquiridas con dinero del narcotráfico.

Según las denuncias, Yarrington recibió "millones de dólares en pagos" de los cárteles de la droga "y de varios esquemas de extorsión o soborno," para lo cual se valió de terceros para "convertirse en un gran inversionista en bienes raíces mediante varios mecanismos de lavado de dinero."

Además, el gobierno de Estados Unidos pretende confiscar un condominio en la Isla del Padre y una propiedad de 18.6 hectáreas en San Antonio, Texas.

Se cree que estas propiedades fueron compradas por contratistas que Yarrington solicitó para que estuviesen bajo otro nombre.

Asimismo, se presume que el cártel del Golfo lavó dinero en Texas bajo el empresario Francisco Alejando Cano Martínez para después usarlo para pagarle a los políticos tamaulipecos.

Estos sobornos servían para minimizar la intervención policiacas en las actividades ilícitas de dicho cártel.

De acuerdo a las investigaciones de la SIEDO, difundidas el 1 de agosto de 2012, Yarrington recibió más de $8.5 millones de dólares para financiar su campaña hacia su gubernatura en 1998.

Los reportes indican que Jesús Vega Sánchez, el ex coordinador de campañas del PRI, se reunió con presuntos miembros del Cártel del Golfo y del Cártel de Juárez para realizar los acuerdos en once pagos separados.

Mediante este acuerdo, el gobierno de Tamaulipas supuestamente permitía que la policía estatal le brindara protección a los narcotraficantes.


En Estados Unidos también hay investigaciones en su contra por los delitos de lavado de dinero y fraude, al menos desde diciembre de 2013.