martes, 11 de abril de 2017

Niño mexicano, primera víctima mortal del discurso del odio de Trump

De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político


Primera víctima mortal del discurso del odio del presidende Dolandl Trump: Un menor mexicano y su maestra en la escuela la escuela primaria North Park en San Bernardino, California, asesinados por pistolero identificado después de suicidarse como Cedric Anderson, de 53 años, residente de Riverside, el lunes 10 de abril.

El jefe de Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, informó a través de su cuenta de Twitter de que el balance preliminar de lo sucedido asciende a dos víctimas mortales y dos personas heridas.

La policía identificó al pistolero como Cedric Anderson, de 53 años, residente de Riverside. Las autoridades creen que llegó a la escuela con la intención de matar a su esposa Karen Elaine Smith y que accidentalmente baleó a los dos menores.

En un tímido comunicado de prensa de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, se informó este martes:

El Gobierno de México lamenta profundamente el fallecimiento de un menor mexicano en California
Durante el tiroteo que tuvo lugar el 10 de abril de 2017 en la escuela primaria North Park, en San Bernardino, California.

El Gobierno de México lamenta profundamente el fallecimiento de un menor de nacionalidad mexicana y su maestra, en el tiroteo que tuvo lugar el 10 de abril de 2017 en la escuela primaria North Park, en San Bernardino, California.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, mediante su Consulado en esa ciudad, está en contacto directo con los padres del menor y les está brindando toda la asistencia y protección necesarias. Asimismo, el Consulado se encuentra en comunicación con el Departamento de Policía de San Bernardino y ha solicitado una investigación de este lamentable incidente.

La Cancillería expresa sus más sentidas condolencias a la familia del menor y reitera su más enérgica condena a todo hecho de violencia que afecte a nuestros nacionales.

En diciembre de 2015, la ciudad fue escenario de un ataque terrorista que dejó 14 personas muertas y 22 heridos durante una junta de empleados del condado de San Bernardino. Los atacantes, Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, eran esposos, y murieron enfrentados con las autoridades ese mismo día.


La ciudad es conocida por sus altos niveles de crímenes, en especial homicidios, y ha tenido problemas para salir de la bancarrota.