miércoles, 5 de abril de 2017

Oficializa Santos la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos (Audio y video)

​Tras firmar los decretos, el Presidente Juan  Manuel Santos  invitó a las universidades, a las organizaciones de víctimas, a las entidades de derechos humanos, a los gremios y empresarios, a las cortes –incluidas las cortes marciales–, a que postulen candidatos para conformar la Comisión y el Tribunal de Paz.


De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político


Foto: Nelson Cárdenas de la SIG.
Oficializó en Bogotá este miércoles 5 de abril el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, la creación de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, y la Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas en el Marco del Conflicto.

El Mandatario firmó los decretos-leyes que crean la Comisión y la Unidad, durante el acto realizado en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, en el centro de Bogotá.

Estos son los dos primeros componentes que se reglamentan de todos los que conforman el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que aprobó el Congreso la semana pasada.

Además, se dio vida jurídica al comité seleccionador que escogerá a los miembros de dicha comisión, al director de dicha unidad especial y a los magistrados del Tribunal de Paz de la Jurisdicción Especial para la Paz.

El Presidente Santos advirtió que “el comité seleccionador deberá comenzar su trabajo este mismo mes, para escoger a los miembros de la Comisión de la Verdad, a los magistrados del Tribunal de Paz y al director de la Unidad para la Búsqueda de Desaparecidos”.

“En lo inmediato, lo más importante es poner en marcha la Comisión y la Unidad, cuyos integrantes y director serán escogidos por el mismo comité de selección de la Jurisdicción Especial para la Paz”, anotó el Presidente.

Explicó que los cinco miembros del comité seleccionador, establecido en uno de los decretos, son delegados del Secretario General de las Naciones Unidas, de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, del Centro Internacional de Justicia Transicional, de la Corte Europea de Derechos Humanos, y de la Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado.

Subrayó que esa es la mayor garantía de imparcialidad y de calidad de las decisiones que tome ese comité.

Precisó que el comité seleccionador “obrará con absoluta autonomía, y lo hará bajo parámetros de publicidad y transparencia, facilitando el seguimiento y veeduría por parte de la sociedad, incluyendo la recepción de comentarios u opiniones sobre los candidatos”.

Recalcó que los miembros del Tribunal de Paz deberán tener las mismas calidades que para ser magistrado de las altas cortes.

El Presidente invitó a las universidades, a las organizaciones de víctimas, a las entidades de derechos humanos, a los gremios y empresarios, a las cortes –incluidas las cortes marciales–, a que postulen candidatos para conformar la Comisión y el Tribunal.


Por último sostuvo que los decretos-leyes que crean la Comisión y la Unidad recogen lo consagrado sobre el particular en el Acuerdo Final de Terminación del Conflicto, y son el resultado de un proceso muy largo, en el que las víctimas tuvieron un papel primordial.