domingo, 14 de mayo de 2017

Asume la presidencia de Francia Macron y hace sus primeros nombramientos

De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político
Con información de nuestra asociada RFI

Recibió en el Palacio del Eliseo en París, la Presidencia de Francia a las 10 horas de este domingo 14 de mayo el especialista en inversión bancaria de 39 años, el vigésimo quinto presidente Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron de manos del presidente saliente François Gérard Georges Hollande. Dijo: "La responsabilidad que el pueblo francés me ha confiado es un honor, y entiendo su gravedad".

Hereda un país profundamente dividido, con grandes desafíos por delante, como la lucha contra el desempleo y el terrorismo.

Nombró el equipo que le asesorará durante los próximos cinco años: Alexis Khole en la Secretaría General del Palacio del Elíseo, Patrice Strzoda directora del Gabinete Macron, y Philippe Etienne e Ismael Emelien ejercerán de consejeros diplomático y especial, respectivamente.

Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron nació en Amiens, el 21 de diciembre de 1977 y fue empleado y asociado del banco francés Rothschild & Cie, ejerció posteriormente de asesor económico del presidente de la República François Hollande (2012).

El 26 de agosto de 2014 fue nombrado ministro de Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales. Dimitió el 30 de agosto de 2016 para dedicarse al movimiento político de centro En Marche! que había lanzado en abril.

El presidente saliente, François Hollande, lo recibió a las 10 horas locales en las escalinatas del Elíseo. Posteriormente se reunieron en el despacho presidencial para una reunión de una hora en la que le transmitió los códigos nucleares y abordaron algunos temas de política internacional.

Hundido en los sondeos tras un mandato marcado por la violencia yihadista, Hollande de 62 años, decidió en diciembre renunciar a presentarse a la reelección.

Al final de la ceremonia, 21 salvas fueron lanzadas desde el palacio de los Inválidos, al otro lado del río Sena, para saludar al nuevo presidente.

Un día después de asumir el cargo, Macron anunciará el nombre de su primer ministro y la composición del resto de su de gabinete de 15 ministros.

Macron estuvo acompañado por su esposa, Brigitte, de 64 años, su antigua profesora y fiel aliada en su conquista del poder.

Macron, un europeísta convencido que ambiciona reactivar Europa, viajará a Berlín el lunes, para consagrar su primer viaje al extranjero a la canciller alemana Angela Merkel.

La canciller destacó en una reunión anterior, sus numerosos puntos de "convergencia" en varios temas.

Esta visita, replica el viaje que hizo en 2012, Hollande, que viajó a Berlín el día mismo de su investidura.

Después, Macron tiene previsto realizar una visita a las tropas francesas, sin duda a algún país de África.

El desafío de las legislativas

Sin embargo, el principal desafío que lo espera es lanzar a su movimiento La República En Marcha (LRM) de cara a las legislativas del 11 y 18 de junio.

El sábado, la víspera del traspaso de poderes en el palacio del Elíseo, los candidatos de su movimiento trabajaron "sobre cómo hacer campaña" en un museo parisino, a puerta cerrada.

Fue una especie de seminario de formación porque la mitad de ellos, procedentes de la sociedad civil, no tienen experiencia política y tienen que aprender todavía cuestiones técnicas y financieras.

La entrada de Macron al Elíseo se produce tras dos días de tensiones en sus filas, ya que el jueves, un aliado importante, el veterano centrista François Bayrou, afirmó sentirse marginado por los nombramientos que había hecho el movimiento de Macron para las legislativas esta semana.

La lista de candidatos, 428 de los cuales fueron aprobados el jueves, de un total de 577, debería ser un ejemplo de la renovación política de la que hizo bandera el presidente electo, además de encarnar el cambio y el equilibro entre la izquierda y la derecha.

Para el diario Libération, la lista ha sido "el primer gran error de Macron", según recogía el sábado.

Con todo, la crisis pareció atemperarse el viernes por la noche, cuando Bayrou, el único líder que firmó un acuerdo con Macron durante la campaña, anunció un acuerdo "sólido y equilibrado", sin aportar más detalles.


En tanto, Hollande prepara discretamente su salida, pero contrariamente a su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, que le entregó el mando en 2012, el político socialista no anunció su retirada de la vida política.