miércoles, 3 de mayo de 2017

Delirantes expectativas

Análisis a Fondo


* No hace mal una dosis de optimismo


* Pero si hay malas vibras en palacio…


Por Francisco GÓMEZ MAZA
Para Arcano Radio

Una pequeña dosis de optimismo no le cae mal a nadie, aunque sea ficticio, que de todos modos contribuye a que lo negativo rasguñe lo positivo y, como dicen en mi terruño, quién quita y salen mejor las cosas, de esta economía que ha maltratado a medio mundo desde hace poco más de tres décadas.

El comportamiento de la economía no sólo depende del comportamiento de los factores y actores de ella. También de las expectativas y de las actitudes que se tomen frente a tal comportamiento. La bolsa de valores es un buen ejemplo. Si el ambiente político es desolador, júrelo que el comportamiento del mercado de valores será más que desolador.

Si hay bronca en palacio la habrá en el desaparecido salón de remates que ha sido sustituido por la computadora. Si muere el rey, la bolsa se pone de luto. Si el presidente arma un escándalo de conflicto de intereses y de corrupción a todo vapor, el mercado será la primera víctima. Es el termómetro, el mercado de valores, del comportamiento de la economía. Tiene información privilegiada que ni los expertos más informados tienen.

Veamos. Los periódicos del mediodía del martes 2 de mayo, víspera del día de los albañiles por ser día de la santa cruz, reportaron que, tras la ratificación de la calificación de riesgo crediticia de México por parte de Moody´s, analistas consultados por el Banco de México (Banxico) elevaron su estimado para la economía de éste y el siguiente año. Sin embargo, advirtieron que los problemas de inseguridad pública estarían obstaculizando el avance de la actividad económica y anticiparon que los precios al consumidor subirán más de lo que tiene como meta el banco central. Hoyhan aumentado, dicen, un 6 por ciento. Seámos realistas. La inflación habrá crecido hasta hoy enun7.2 por ciento, un porcentaje altísimo, que si se compara con el crecimiento del producto, es demoledor, pues la economía no ha crecido ni un dos por ciento.

En la encuesta del banco central, los especialistas del sector privado nacional y extranjero, ajustaron a la alza de 1.50% a 1.70% su estimado del producto interno bruto (PIB) para 2017; y de igual manera lo hicieron para 2018, al pasar de 2.15% a 2.20 por ciento. Están anticipando menos presiones para el peso frente a la divisa estadounidense con un tipo de cambio de 19.60 pesos por dólar desde los 20.24 pesos previstos anteriormente para este año.

Para 2018 la paridad cambiaria bajó de 19.84 pesos a 19.56 pesos por billete verde. La tasa de fondeo bancario la ubicaron en 17%, nivel menor al 17.15%, que veían en la encuesta pasada para el 2017; para el próximo año se redujo de 7.25% a 7.20%, según los especialistas.

En los limitantes para la economía, los analistas bajaron del primero al tercer sitio los problemas políticos internacionales y, en su lugar, colocaron los problemas de inseguridad pública seguida de la plataforma de producción petrolera. De esta manera la parte externa pasó de ser su principal preocupación para la economía durante el primer trimestre del año, a un tercer plano.

Datos duros que los analistas crean en su imaginación, motivados por ciertos factores positivos o menos negativos que creen que acontecerán en los próximos meses. Yo no estoy tan seguro, pero mejor dejemos a los expertos de las empresas del sector privado manifestar su racional optimismo.

Llevamos tantos años de pesimismo que ya podría ser justo esperar un pequeño cambio en las expectativas. Creo que nos lo merecemos, aunque de inmediato tales mínimos cambios no se reflejen en la economía individual de los mexicanos. Muy difícil. Sumamente difícil. Son sólo expectativas. Veremos en las próximas semanas que nos deparan los astros neoliberales y los rebuznos trumpianos.




@AFDiario


@analisisafondo