jueves, 4 de mayo de 2017

En visita histórica a Colombia, el Consejo de Seguridad hace patente su respaldo a la paz (Audio)

Por Carla GARCÍA
Periodista de nuestra asociada RNU

El presidente de Colombia, Juan Manuel
Santos (derecha), saluda al embajador
uruguayo Elbio Roselli, presidente de
turno del Consejo de Seguridad de la
ONU, en presencia de otros miembros
del órgano de seguridad y del jefe de la
Misión de Naciones Unidas en Colombia,
Jean Arnaud (izquierda).
Foto: Misión de la ONU en Colombia/
Juan Manuel Barrero Bueno
El Consejo de Seguridad de la ONU inició este jueves una visita histórica a Colombia en la que reafirmó el respaldo "sólido y unánime" al proceso de paz que tiene lugar en ese país tras 52 años de conflicto.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recibió a los embajadores integrantes del Consejo en la Casa de Nariño, donde al término de una reunión privada agradeció la ayuda de Naciones Unidas en la administración del cese al fuego.

"El cese al fuego en cualquier conflicto es muy difícil de administrar, pero el caso colombiano ha sido realmente exitoso. Desde que se decretó hace ya más de ocho meses, hemos tenido cero muertos, cero heridos de la población civil y de nuestras fuerzas armadas por cuenta del conflicto con las FARC, cero enfrentamientos entre las FARC y nuestra fuerza pública, cero secuestros", subrayó Santos.

El presidente colombiano adelantó que habrá una segunda misión de la ONU, cuyo apoyo será "muy importante" y cuya conformación y mandato están por establecerse.

Santos afirmó que Colombia seguirá trabajando con la ONU a favor de la paz no sólo en su país sino en el mundo entero.

El presidente en turno del Consejo de Seguridad, Elbio Rosselli, destacó, por su parte, "la obstinada vocación por la paz" de los colombianos, encomió el coraje político para llevar adelante ese objetivo y subrayó que el proceso de paz tiene implicaciones más allá de Colombia.

"El continente Americano, de la punta norte a la punta sur, es la única zona del mundo en la cual no existe un conflicto activo, la única zona del mundo", puntualizó el diplomático uruguayo.

Rosselli refrendó el compromiso del Consejo con Colombia y recordó que los procesos de paz nunca son lineales y pueden, incluso, registrar retrocesos. Pero lo que importa es mantener el rumbo y este Consejo "está totalmente comprometido en brindar el respaldo que los colombianos deseen", dijo el embajador.

Mañana 5 de mayo, los integrantes del Consejo viajarán a una de las zonas veredales de transición y normalización. La visita coincidirá con la recepción y almacenamiento de las primeras mil armas de los combatientes de las FARC que se encuentran en esos campamentos.


La Misión de la ONU en Colombia, encargada de supervisar el cese el fuego y la dejación de armas, tiene la meta de almacenar las 7.000 armas registradas para el 31 de mayo.