miércoles, 3 de mayo de 2017

Senadores de EE.UU. presentan ley para asistir a Venezuela

De la Mesa de Redacción
De nuestra afiliada La Voz de América

La legislación incluye sanciones a individuos
responsables de socavar la democracia o estar
involucrados en corrupción.
Un grupo influyente de senadores estadounidenses, republicanos y demócratas, presentaron el miércoles una legislación en respuesta a la crisis que se vive en Venezuela.

Ellos denuncian la profunda escasez de alimentos, medicinas y servicios básicos que están fuera del alcance de millones de venezolanos, mientras miles de manifestantes continúan en las calles en todo el país y cientos de prisioneros políticos permanecen detenidos.

El proyecto de ley patrocinado por el senador demócrata Ben Cardin y el republicano Marco Rubio, ofrece asistencia humanitaria para el pueblo venezolano, apoyo a una respuesta multilateral coordinada a los retos políticos y humanitarios, defiende la democracia y combate la propagación de la corrupción pública en Venezuela.

"El presidente Maduro ha arrojado a su país en una profunda crisis y ha retrasado el sustento del pueblo venezolano en formas profundas y trágicas. Es un interés estratégico de EE.UU. apoyar la restauración de la democracia en Venezuela y trabajar con aliados regionales para poner al país nuevamente en el camino de la paz, la prosperidad y la estabilidad", remarcó el senador Ben Cardin.
Pero los senadores no son los únicos que reaccionaron ante la crisis en Venezuela, el secretario de Estado, Rex Tillerson reconoció estar "profundamente preocupado" de lo que denominó "una verdadera tragedia".

Tillerson indicó que confía en que con el trabajo en conjunto con países de Europa se podrán lograr avances ante la crisis política y humanitaria que atraviesa el país sudamericano.

El proyecto de ley autoriza $10 millones de dólares en ayuda humanitaria al atribulado país, exigirá al Departamento de Estado coordinar un esfuerzo regional para aliviar la crisis y solicitará a la inteligencia estadounidense que informe sobre la participación de funcionarios venezolanos en corrupción y narcotráfico.

"Estados Unidos debe apoyar esta legislación y apoyar al pueblo venezolano en su lucha por defender sus derechos y restaurar los mecanismos constitucionales y traer de vuelta la democracia en su país", afirmó el senador Marco Rubio.

Por su parte el senador demócrata Dick Durbin también expresó su solidaridad con el pueblo venezolano al copatrocinar la legislació e indicó que urge el trabajo conjunto de EE.UU. con sus aliados regionales para proveer la asistencia humanitaria que necesita el pueblo venezolano y demandó la restauración de la democracia en el pais caribeño.

El texto además pide al presidente Donald Trump que tome todas las medidas necesarias para impedir que Rosneft, la petrolera estatal rusa, obtenga el control de cualquier infraestructura energética estadounidense.

Rosneft ha estado ganando terreno en Venezuela mientras el país sudamericano busca dinero en efectivo.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) utilizó el año pasado el 49,9 por ciento de sus acciones en su filial estadounidense, Citgo, como garantía para financiamiento de préstamos por parte de Rosneft.

En total, Rosneft ha prestado a PDVSA entre 4.000 millones y 5.000 millones de dólares.

La comunidad internacional ha permanecido atenta a las respuestas a la profunda crisis económica y a las protestas callejeras en la nación, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).


Entre los copatrocinadores del proyecto de ley también figuran los influyentes senadores John Cornyn, Robert Menéndez, John McCain, Bill Nelson, Tim Kaine y Chris Van Hollen.