jueves, 4 de mayo de 2017

Trump visitará Israel, Arabia Saudita y el Vaticano

De la Mesa de Redacción Rafael Castilleja
De Arcano Político

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,
visitará el Vaticano, Israel y Arabia Saudita
como parte de su viaje a la Cumbre del G7.
Realiza una gira el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el Vaticano, Israel y Arabia Saudita como parte de su viaje a la Cumbre del G7 a realizarse en Sicilia, Italia a fines de mayo, según anunció el mismo mandatario en la Rosaleda de la Casa Blanca.

El 24 de mayo se reúne con el Papa Francisco, al visitar al presidente de Italia Sergio Mattarella, asiste a la 41ª Reunión del Grupo de los 7 del 26 al 27 de mayo en en Taormina, Italia, prosigue por Medio Oriente al reunirse con presidente Reuven Rivlin y el primer ministro Benjamin Netanyahu, visita al rey Salman bin Abd Al-Aziz de Arabia Saudita y a presidente Mahmoud Abbas de la Autoridad Palestina y asiste a una reunión de la OTAN en Bruselas.

La idea es hacer causa común con tres de las principales religiones en la lucha contra el terrorismo.

 “Arabia Saudí es el custodio de dos de los sitios más sagrados en el islam y es allí donde comenzaremos a construir una nueva fundación de cooperación y apoyo con nuestros aliados musulmanes para combatir el extremismo, el terrorismo y la violencia, y para abrazar un futuro más justo y más esperanzador para los jóvenes musulmanes en sus países”, dijo Trump.

 “Nuestro propósito no es dictar a otros cómo vivir, sino constuir una coalición de amigos y socios que compartan la meta de luchar contra el terrorismo y traer seguridad, oportunidad al Medio Oriente", agregó.

El presidente asistirá además a una reunión de la OTAN en Bruselas el 25 de mayo, un día antes de la cumbre del G7 en Sicilia.

Su anuncio lo hizo durante la firma de una orden ejecutiva sobre libertad religiosa coincidiendo con el Día Nacional de la Oración.

La orden prácticamente repele la llamada Enmienda Johnson, que lleva el nombre del expresidente Lyndon Johnson, por la cual se prohibió a las organizaciones exentas de impuestos, incluidas las iglesias, apoyar u oponerse a candidatos políticos.

Un boletín distribuido a los periodistas por la Casa Blanca en la noche del miércoles dice que la orden “declara que es política del gobierno vigorosamente proteger y promover la libertad religiosa”.
Los evangélicos conservadores han estado esperando ver una orden ejecutiva que permita a los grupos y a los dueños de empresas esgrimir la libertad de fe como una razón para rehusarse a dar servicios y bienes a la gente.

“Esta orden ejecutiva no es sobre discriminación”, dijo un funcionario durante una conversación con los reporteros. “Cualquier cosa que este prohibida bajo las leyes actuales seguirá siendo prohibido”.
Abogados de la Unión de Libertades Civiles y de la Campaña de Derechos Humanos dijeron planear presentar una demanda legal de inmediato contra la orden, si es tan amplia como era un borrador filtrado al principio del año.

A estos grupos les preocupa que las acciones de Trump permitirán discriminar en contra de la comunidad LGBTQ y las minorías religiosas, y permitir a muchos patronos negar el acceso a métodos anticonceptivos en los planes de seguros de salud que ofrecen a sus empleados.


El documento compartido por la Casa Blanca dice que proveerá “regulaciones a quienes objetan en base a la religión a los opresivos servicios preventivos que ordena el Obamacare, que es la posición apoyada por la decisión de la Corte Suprema sobre Hobby Lobby”, una cadena de tiendas que vende manualidades cuyos dueños son cristianos evangélicos.