lunes, 12 de diciembre de 2016

Ya quisiera mi bono

Análisis a Fondo


* Qué se sentirá vivir y comer de lo robado * Eso son los bonos de fin de año, un robo *


Por Francisco GÓMEZ MAZA


Un robo que se legitiman los propios diputados y senadores.
¿No les digo? Este país está gobernado por ladrones. Hace como dos mil años nos lo enseñaron los judíos cuando pidieron la libertad de un desgraciado ladrón en vez de la del Cristo, que lo único que había hecho era denunciar que el Templo de Salomón era una cueva de ladrones.

Y ahora el Arzobispado se indigna por los pingües dineros que van a recibir, o ya recibieron los senadores y los diputados, (son los que han trascendido a la prensa), pero también todo ser vivo que se ufane de ser empleado de alto nivel del llamado Estado mexicano.

Yo no calificaría tales bonos de "Escandalosos e insultantes" , como los califica la Arquidiócesis en el editorial del semanario Desde la Fe. En honor a la verdad, tales regalitos por fin de año, por navidad, o por lo que sea, no son ni indignantes ni escandalosos. Siempre se les ha dado a los presuntos. Nomás que sólo cada año resalta la indignación, En realidad son un robo. Eso son. Un robo que se legitiman los propios diputados y senadores. Esa es la palabra: ro-bo… No se le puede llamar de otra manera. El  hijo de Maquío, del mismo nombre, diputado independiente lo denunció mediante un mensaje grabado con cámara que anda circulando en internet y que yo me tomé la liberdad, sin consultarlo, de subir al Fak y lo voy a subir a tantas redes como pueda. Por lo pronto los que navegan en Twitter y el Google Plus también podrán ver y escuchar al ex panista sinalaoense.

Y cuando les comenta uno de los tales bonos – los perredistas – los priístas chiquitos – son los más acérrimos defensores del billetito que les darán en la Cámara. (Pero si quiera lo compartieran con sus empleados) A estos les dan pura miembro de rata. Y en estos casos es donde ve uno la hipocresía y la simulación de los que gobiernan, tanto desde el poder ejecutivo como del legislativo. Los del judicial se cuecen aparte.

Acaban de aprobar una serie de recortes presupuestales a diversos rubros de la acción gubernamental sobre los agentes económicos. Pura simulación. Mentira que con los recortes vayan a salvar a México. Los recortes son para los que menos tienen; los deciden en los rubros más fáciles que recaen invariablemente en los socialmente jodidos, en los trabajadores, en sus salarios. Da pena por ejemplo los “aumentos” al salario mínimo, cuando los políticos del gobierno se hinchan los bolsillos y las cuentas bancarias.

Es verdaderamente una gran contradicción que el propio presidente de la Comisión perciba un sueldazo. El tal presidente de la Conasami, que así son sus siglas, Basilio González Núñez, haya percibido, durante 2015, un sueldo bruto mensual de 173 mil 436 pesos, lo que equivale a dos mil 474 salarios mínimos. Es decir, gana 19 veces más que un trabajador promedio asegurado ante el IMSS. Obviamente que al señor González Núñez no le parece nada mal. Es más, le parece muy poco lo que le pagan. Si por el fuera, haría como lo hacen los diputados, que se suben el sueldo por voluntad propia.

Da rabia que tengamos empleados públicos, porque eso son desde el presidente de la república, pasando por los diputados y senadores, por los ministros de la corte, por los jueces, por los policías, por todos los burócratas de primera, que vivan del hurto. No se les puede llamar de otra manera a los tan traídos y llevados bonos. Son robo, mi querido Francisco Martínez Neri, aunque tú quieras justificarlos como pago a un trabajo legislativo excepcional. Pamplinas. Robo. Robo. Rojo.

Y los senadores no cantan mal las canciones de Juanga. Recibirán una recompensa de  fin de año de 234 mil 330 pesos. El Semanario católico los llama "Los inmorales". Yo no sería tan benévolo. Yo les llamaría “Los Ladrones”. Estamos gobernador por ladrones.

Y sólo estamos hablando de los legisladores. Imaginen otros niveles de gobierno. El presidente, sus colaboradores, los secretarios de estado, los magistrados, los ministros, los del cuerpo diplomático. Estos ni idea tienen de lo que significa un aumento de 4 pesotes al salario mínimo.


@AFDiario

@analisisafondo