domingo, 18 de diciembre de 2016

Los niños migrantes y refugiados deben ser tratados como niños ante todo (3 audios)

Por Rocío FRANCO
Periodista de nuestra asociada RNU


Laura Valencia es una joven refugiada
colombiana que vive en Ecuador.
En la foto junto a Joseph Munyambanza,
un refugiado de la República Democrática
del Congo que vive en Uganda. Hablaron en un 
vento organizado por ACNUR en Ginebra
sobre niños en movimiento.
Foto: ACNUR/Susan Hopper.
Laura Valencia dejó Colombia cuando tenía 11 años y fue acogida en Ecuador.

Como Laura, un número cada vez mayor de niñas y niños se ven forzados a dejarlo todo, escuela, amigos, familia y embarcarse en una travesía peligrosa para encontrar un sitio más seguro donde vivir.

En el camino, muchos se separan de sus familias, de sus padres y acaban viajando solos.

No son delincuentes. Estamos hablando de niños que huyen de violencia, guerras, conflictos, persecución…

Laura fue una de las principales oradoras de un reciente evento de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Ginebra para tratar el tema de los niños en movimiento.
Esta historia presenta algunos de los peligros que afrontan en su huida.


Es el Día Internacional del Migrante. Aquí hay más reportajes para un programa especial:


Una crisis invisible de Refugiados de la ONU Que Crece un ritmo escalofriante