jueves, 24 de noviembre de 2016

Apertura en Honduras de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH

De la Mesa de Redacción
De nuestra asociada RNU


Inauguran la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Tegucigalpa, Honduras, la noche del 23 de noviembre, Kate Gilmore, Alta Comisionada Adjunta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (con sede en Ginebra, Suiza), y la Sra. María Soledad Pazo, Representante Residente del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras.

El acto de apertura contó con la asistencia de funcionarios del gabinete de Gobierno (incluyendo el Sr. Jorge Ramón Hernández Alcerro, Secretario Coordinador General del Gobierno), la empresa privada, la sociedad civil, prensa nacional e internacional y miembros del cuerpo diplomático acreditado en Honduras.

El 4 de mayo de 2015, el Estado de Honduras firmó el acuerdo oficial para establecer una oficina del Alto Comisionado en el país, en consonancia con las peticiones de la sociedad civil y con el fin de apoyar al país en la protección de los derechos humanos y la dignidad de los hondureños.

Apoyada por un equipo de oficiales nacionales e internacionales, la oficina en Honduras es liderada por María Soledad Pazo, quien es oficialmente la representante residente del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein.

Respecto a la solicitud del Estado de Honduras de abrir una oficina en el país, María Soledad Pazo dijo:

“La invitación reconoce la clara necesidad de trabajar vigorosamente en la mejora de instituciones y mecanismos de protección de derechos humanos. Esto es algo que realmente apreciamos mucho – la voluntad del gobierno de Honduras de abrirnos las puertas como institución de Naciones Unidas que es encargada de velar por los derechos humanos".

La Oficina en Honduras tiene como mandato promover el pleno goce efectivo de los derechos humanos, acompañando al Estado en el cumplimiento de sus compromisos internacionales y trabajando muy de cerca con todos los actores clave, incluyendo la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, empresas y con particulares.

La Oficina observa e informa sobre la situación de los derechos humanos, a fin de asesorar a las autoridades hondureñas en la formulación y aplicación de políticas, programas y medidas que contribuyan a la promoción  y protección de los derechos humanos en el país, rigiéndose por los principios de imparcialidad, independencia y objetividad.

“La Oficina no es la solución al problema – esto tiene que venir de Honduras. Sin embargo, queremos ser parte de la solución. Lo hacemos a través de nuestro trabajo, con independencia, con objetividad, con profesionalismo, promoviendo los valores y derechos fundamentales contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos,” añadió María Soledad.

La OACNUDH en Honduras enfoca su trabajo en los siguientes ejes prioritarios:

• Ampliar el espacio democrático y promover el diálogo social

• Integrar los derechos humanos en el desarrollo y en el ámbito económico

• Fortalecer la lucha contra la impunidad por violaciones de derechos humanos, la rendición de cuentas y el estado de derecho

• Alertar de manera temprana y proteger los derechos humanos en situaciones de violencia e inseguridad

“Asistiremos con entusiasmo al Gobierno de Honduras para buscar la mejora de los derechos humanos para todas las personas hondureñas. Sin embargo, la responsabilidad  de satisfacer sus derechos finalmente descansa en el Estado. La apertura y compromiso del Presidente Hernández y su Gobierno en el empleo de los mecanismos internacionales de derechos humanos es clave para lograr el éxito”, dijo Kate Gilmore, Alta Comisionada Adjunta.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos apoya el compromiso de los Estados frente a los ideales universales de la dignidad humana.

Como parte de la Secretaría de las Naciones Unidas y con sede principal en Ginebra, la Oficina dirige los esfuerzos de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos.


La Oficina en Honduras está ubicada en la Casa de las Naciones Unidas en Tegucigalpa, Honduras.