Arcano Radio informa

Arcano del Tiempo de este lunes 24 de julio: Genera Hilary tormentas intensas en Oax y Gro, muy fuertes en Jal y Mich y fuertes en Col * La tónica del día del 24 de julio: A 160 días para finalizar el año, este Día de la Luna, 24 de julio, coyuntural por el cambio que implica mejoría * Día de los Pioneros Mormones en Salt Lake City (Utah) desde 1847, un grupo de iglesias cristianas escindidas a partir de la llamada Iglesia de Cristo * Celebra el Santo Católico a Santa Cristina de Bolsena, al español San José Fernández, al libanés San Charbel Makhluf * Celebra en 2017 Mario Luis Altuzar Suárez el Vigésimo Quinto Aniversario de haber recibido el Premio UNESCO de Literatura en el "CompArte por la Humanidad" en SWan Cristóbal de las Casas * Formaliza en 1986 México su ingreso al Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) con el tecnócrata Miguel de la Madrid Hurtado * Fundan en 1912 la Escuela Libre de Derecho en la Ciudad de México, una respuesta del sector privado a la educación pública * Nace en 1832 Antonio García Cubas en la Ciudad de México, autor de varias obras de texto para uso de las escuelas públicas * Utopía: Máximo histórico de niños migrantes detenidos * En las nubes: A plenitud * Entrega EPN 7 años después, reparación de infraestructura dañada por sismo en BC * Análisis a Fondo: Una educación de pie de banco * México uno de los diez participantes en el Ejercicio Multinacional “UNITAS AMPHIB LANT 2017” * Ferias PROFECO para el regreso a clases * Candelero: ¿Electorera la “narco limpia” de Mancera? * Arcano Político

sábado, 13 de mayo de 2017

Fátima: el Papa canonizó a los hermanos Francisco y Jacinta Marto (Audio y Video)

Por María Fernanda BERNASCONI
Periodista de Radio Vaticano


El Santo Padre Francisco celebra la Misa
de canonización de los pastorcitos
 de Fátima, Francisco y Jacinta Marto.
Celebración de la Santa Misa con
 la canonización de Jacinta y Francisco
En la Solemnidad de la Bienaventurada Virgen María de Fátima y en el centenario de las Apariciones, el Santo Padre Francisco – en el segundo día de su peregrinación a esta localidad portuguesa – presidió la celebración de la Santa Misa y procedió a canonizar a los hermanos Francisco y Jacinta Marto, los pastorcitos testigos junto a Sor Lucía de los hechos acaecidos en 1917.

Tal como se lee en la promulgación del decreto correspondiente, se reconoce “el milagro atribuido a la intercesión del Beato Francisco Marto, nacido el 11 de junio de 1908 y muerto el 4 de abril de 1919, y de la Beata Jacinta Marto, nacida el 11 de marzo de 1910 y muerta el 20 de febrero de 1920”. Cabe destacar que el milagro que ha permitido esta canonización corresponde a la curación de un niño brasileño.

San Juan Pablo II los había beatificado en el año 2000

Recordamos que ambos hermanos fueron beatificados en el año 2000 por el Papa San Juan Pablo II. Mientras de Sor Lucía – que falleció en 2005 a los 98 años de edad – aún está abierto su proceso de beatificación.

Breve historia


Estos dos nuevos santos hermanos, Francisco y Jacinta, junto a su prima Lucía, fueron testigos de las apariciones de la Virgen María en Cova de Iría, Fátima, que se produjeron entre mayo y octubre de 1917. Francisco tenía entonces nueve años, Jacinta siete y Lucía diez. La Virgen se les apareció en seis oportunidades. En la tercera aparición, del 13 de julio, les reveló el Secreto de Fátima. Durante aquel período, los tres niños tuvieron que hacer frente a las incomprensiones de sus familias y vecinos, y a la persecución del gobierno portugués, profundamente anticlerical. Pero aceptaron esas dificultades con fe y valentía: “Si nos matan – decían – no importa. Vamos al cielo”.

Rasgos de las vidas de los santos hermanos


Tras las apariciones, los tres pastorcitos siguieron su vida normal, hasta la muerte de Francisco y Jacinta. Francisco mostró un espíritu de amor y reparación para con Dios ofendido, a pesar de su corta edad. Su gran preocupación era “consolar a Nuestro Señor”. Por esta razón transcurría horas pensando en Dios, lo que lo ha llevado a ser considerado como un contemplativo.


La vida de Jacinta se caracterizó por su espíritu de sacrificio, su amor al Corazón de María, al Santo Padre y a los pecadores. Llevada por su preocupación de la salvación de los pecadores y del desagravio al Corazón Inmaculado de María, ofrecía sacrificios a Dios.